Recientemente, el mundo fue testigo del lanzamiento de uno de los juegos para móviles más sensacionales de los últimos tiempos: Pokémon Go. A pesar de que no estaba disponible de inmediato en muchos países en el momento del lanzamiento, los usuarios encontraron soluciones temporales para instalar la aplicación en sus dispositivos y ahora están dando un paseo por las calles en busca de Pokémon salvajes.

Los Pokémon son pequeñas criaturas que fueron diseñadas en 1996 por Satoshi Tajiri, un desarrollador de juegos japonés. La serie de juegos de Nintendo inspiró una serie de dibujos animados que generó un fenómeno fan masivo en todo el mundo y que ha vuelto a hacer latir la infancia de muchos fans, hasta el punto de llegar a los 45 millones de usuarios.

pokemon go

Una captura de pantalla Pokemon GO tomada en la sede de Kaspersky Lab

Internet está lleno de webs que compiten por publicar las últimas novedades sobre el juego – consejos, trucos, memes, así como historias de la vida real de personas que viven situaciones bastante rocambolescas -.

Hay una serie de peligros asociados al juego que nuestro compañero Jeffrey Esposito ya detalló en este post.

Más allá de la preocupación que puede suponer su adicción al juego, tenemos que tener en cuenta que Pokémon es un fenómeno que se ha mantenido durante los años y que ha marcado a toda una generación.

Pero antes de hablaros de los ‘problemas’ que puede ocasionar  jugar a Pokémon Go a pie de calle, vamos a hablaros de algunas situaciones a las podéis enfrentaros en vuestros propios dispositivos móviles, bastante desagradables.

El éxito del lanzamiento  de Pokémon Go este 7 de Julio no ha sido el único fenómeno surgido a raíz de su creación, sino también el de los cibercriminales.  Como decíamos al principio de este post, Pokémon Go no llegó al mismo tiempo a todos los países del mundo, lo que creó una grieta por la que colarse para los más malintencionados.

De este modo, los cibercriminales aprovecharon la ocasión para desarrollar apps falsas con las que recabar información de los usuarios sin su consentimiento. Las noticias de que una versión de Pokémon Go en Android había sido infectada con un malware son  un recordatorio a los consumidores de que hay que ser muy cuidadosos a la hora de descargar un nuevo software en un dispositivo móvil, haciéndolo siempre desde las tiendas  oficiales.

Dicho esto,  te contamos varios riesgos a los que podrían enfrentarse los pequeños entrenadores Pokémon:

#1 Bajar la guardia en la vida real

Al inicio del juego, hay un mensaje de advertencia que aparece en la pantalla de descarga, que indica a los usuarios a ser conscientes de su entorno mientras juegan:

Mientras nuestros hijos van caminando por la calle, van apareciendo criaturas fascinantes aquí y allá, y hay que ‘atraparlos a todos.’ Todo ello, en base a nuestra ubicación.

Por ejemplo, si queremos atrapar a un Pokémon es posible que nuestro hijo tenga que realizar un seguimiento, todo ello, mirando la pantalla del móvil y evadiéndose del mundo real, con sus semáforos, pasos de cebra, escalones… Ya ha habido varios casos de jugadores atropellados.

No obstante, los desarrolladores han pensado la manera de resolver este problema. Por el momento, planean poner en marcha un dispositivo especial (en concreto, una pulsera de Bluetooth) que vibrará para notificarle los acontecimientos en el juego. Por ejemplo, informará cuando el usuario se está acercando a Poke-Parada, un gimnasio o un Pokémon. Además, éste último podría ser capturado pulsando un botón en la pulsera. Estas medidas reducirían el nivel de distracción, ya que no se tendrá que mirar constantemente en pantalla.

#2 Los lugares peligrosos

En toda ciudad hay lugares peligrosos: casas abandonadas, callejones oscuros, o barrios poco seguros..

 

#3 Perderse

La cuestión es que el mapa Pokémon Go es una versión simplificada de los mapas de Google, donde no todas las calles y edificios están marcados. Incluso cuando se toman precauciones, un niño podría terminar en una calle extraña y perderse.

17


Solución

Si bien es cierto que Pokémon Go invita a salir a la calle a nuestros hijos en lugar de dejarlos inmersos en sus habitaciones jugando a la consola o al ordenador, lo cierto es que siguen tan absortos en  la realidad virtual como antes, pero ahora, fuera de casa.

En este sentido, hay programas diseñados para ayudar a los padres a cuidar de la seguridad de sus hijos aunque estén fuera de casa. Por ejemplo, Safe Kids de Kaspersky Lab puede rastrear el paradero de tus hijos mientras juegan Pokémon Go.

¡Esperamos que te hayan resultado de ayuda estos consejos! Permanece atento a nuestra web Familia Segura para conocer todas las novedades del mundo de la ciberseguridad.

 

Comparte este post en redes sociales